Fisioterapia

Artritis

La Artritis Reumatoide (AR) es una enfermedad crónica, progresiva e invalidante que afecta en especial a las articulaciones de muñeca, mano, codo, hombro, pie, rodilla y columna cervical, con periodos recurrentes de inflamación.

Evolución de la enfermedad.
1º Periodo de inicio:
Dolor, inflamación, afectación articular simétrica, Fiebre y escalofríos.
2º Periodo de estado:
Sinovitis: se manifiesta a través del dolor que aumenta con la presión y con el movimiento.
Tumefacción, disminución de la movilidad, aumento de temperatura en la articulación por la inflamación y rigidez articular.
3º Periodo de secuelas:
En esta fase el cartílago articular y el hueso que se encuentra debajo de él estará totalmente desgastado. Debido al dolor y a la rigidez de las fases anteriores la musculatura se encontrará atrofiada.

El tratamiento preferente para prevenir la rigidez articular, atrofia y contractura muscular, y la aparición de osteoporosis, y de esta manera, ganar recorrido articular y tonificar la musculatura, se basa en fisioterapia. En concreto para evitar las deformidades hay que tener un buen control postural, medidas de higiene articular y, si es necesario, se podrá indicar una ortesis (también conocidas como férulas).
Por añadido, no cabe duda que la sensibilización a nivel del SNC genera patrones de comportamiento que someten al individuo bajo el miedo al movimiento. Esta es quizá la parte mas difícil del tratamiento, y una vez tratada, la mas beneficiosa para el bienestar físico mental y social del paciente.
Lauberger & Gloss keyboard in black and white
Photo by Lukas Budimaier / Unsplash