Fisioterapia

Esguinces

Dolor, inflamación y edema, son los síntomas más frecuentes tras un esguince de tobillo. También son los motivos por los que es urgente la visita al fisioterapeuta, ya que el control del dolor y limitación del edema, en las primeras fases, va a ayudar a una mayor calidad de vida y la pronta recuperación.

Caminar sin dolor es importante en la primera fase (tras confirmar que no existe fractura y un reposo relativo de 2 días), ya que permitirá mejorar el retorno venoso y la eliminación del edema. A su vez va a estimular las células encargadas de curar la lesión para mejorar la calidad del futuro ligamento.

Es bastante frecuente que alguien que se hace un esguince, repita esa lesión varias veces a lo largo de su vida. Esto se debe a que el ligamento es una estructura con una sensibilidad muy especial al movimiento, y cuando se rompe deja de ser tan sensible o informa peor al resto del cuerpo para que lo siga protegiendo. Por este motivo es importante trabajar su estabilidad y las buenas sensaciones durante la recuperación, para evitar recaídas.

3312153329_370332b443_o_nwkkii

Aunque cada vez es menos frecuente, se sigue vendando o inmovilizando mal el tobillo tras un esguince. Porque no valen tobilleras solo de compresión, o la típica gasa para vendar cualquier cosa. Si con el vendaje puedes volver a torcerte el tobillo, no vale para nada. Es necesario un vendaje funcional que se adhiera a la piel y limite el movimiento lesivo.

esguince de tobillo

Un par de notas a tener en cuenta:

Aplicar hielo, no de manera directa sobre la piel, durante 20 minutos, dejando dos horas de descanso entre aplicación y aplicación.

Los tiempos de recuperación promedio son 14.8 días para los esguinces de grado I ; 44 días para el grado II ; y de 62 días para los esguinces de grado III.
Los objetivos iniciales del tratamiento deben ser: Controlar la inflamación, Controlar el dolor, Proteger de la carga de peso.