Fisioterapia

Tendinitis vs tendinopatias

Tendinopatías, otra vez un nombre nuevo para algo que ya existía.

¿Por qué hemos dejado de llamar epicondilitis, a las epicondilalgias?

Porque queremos ser precisos en nuestro trabajo, cada día sabemos más y no nos podemos resistir a incluirlo en nuestro tratamiento.

Porque los fisioterapeutas somos buenos tratando este problema.

Porque la realidad fisiológica del tendón corresponde con la sintomatología.

Porque por lo general los antiinflamatorios (AINEs) no son eficaces en este tipo de problemas,

Porque los corticoides no demuestran ser mejores que la fisioterapia a medio y largo plazo, y no mejoran la resistencia mecánica del tendón

Si sales de una sesión de fisioterapia para una tendinopatía, sin ejercicios para casa…

Tendinitis Vs Tendinopatías

Tendinitis Vs Tendinopatías

Con este resumen espero aclarar esta realidad patologica, y dejar clara la nueva nomenclatura.

La tendinopatía es un proceso degenerativo con 3 fases clasificadas en relación a los cambios histológicos, provocados por un exceso de carga que el tendón no es capaz de soportar.

Este aumento de carga puede deberse a un esfuerzo repetido, a un estiramiento excesivo del músculo, o simplemente a una mala postura mantenida que pida una contracción muscular más tiempo del debido.

En la primera fase aumenta de actividad de los Tenocitos y la aparición de unas proteínas entre estas células, que transmiten la información de exceso de carga a todo el tendón, para adaptarse a la nueva situación engrosando y haciéndose mas fuerte.

Estas proteínas se encargan de absorber “agua” aumentando el tamaño del tendón preparándolo para crear mas tenocitos. No hay agentes inflamatorios implicados en este proceso, de ahí viene la confusión con la famosa inflamación del tendón, ya que el tejido engrosa pero no se inflama.

Por este motivo no podemos seguir llamándolo tendinitis (ya que no hay inflamación) y ahora lo denominamos tendinopatía.

Hasta ahora es relativamente sencillo revertir el proceso, corrigiendo la postura, y eliminando la carga extra, el tendón dejara de generar proteínas y se recuperará completamente.

Si esa carga no se elimina comienza la segunda fase de cambios histológicos, y aparecen las primeras micro roturas, con un aumento de la vascularización en el tendón, para aportar las sustancias necesarias y reparar el tejido dañado.

Revertir esta fase requiere más tiempo, y no siempre se puede una vez alcanzado éste punto. Por eso es tan importante corregir la carga lo antes posible.

En la tercera fase, el tendón se da por vencido, porque la carga a la que está sometido no cesa y no es capaz de regenerar. Comienza la destrucción celular, y dejan de crearse proteínas para intentar recuperar el daño. En ésta fase aumenta el riesgo de rotura tendinosa, y la recuperación es muy compleja.

Evidentemente cuanto mas avanzado esta el proceso de degeneración del tendón mas complicado e irreversible es el problema, se recomienda encarecidamente poner los medios necesarios para revertir este proceso al notar los primeros síntomas.

La primera medida de contención es el tratamiento conservador en el que el fisioterapeuta guiara, el trabajo con la carga adecuada para permitir la adaptación del tendón, además de la corrección postural, y demás aspectos biomecánicos de las articulaciones.

Aqui una entrada a un blog que resume un metaanalisis sobre el uso de corticoesteroides en las tendinopatías:

http://elpuntosobrei.wordpress.com/2012/10/01/corticoesteroides-en-tendinopatias-pan-para-hoy-hambre-para-manana/

La entrevista a un médico de “Clínica Mapfre de Medicina del tenis” que puede resolver algunas dudas

http://lolesvives.com/una-tendinopatia-no-se-cura-parando-la-actividad/

http://lesionesdeportivas.wordpress.com/2012/11/12/ejercicios-excentricos-para-la-prevencion-y-tratamiento-de-lesiones/